ESCOLIOSIS y otras desviaciones de espalda

Vista desde delante o desde atrás, la columna vertebral debería ser vertical o lo más vertical posible. Por causas desconocidas, la columna vertebral se puede desviar y formar una curvatura en forma de "S" o de "C", que si mide más de 20º en radiografías se conoce como escoliosis.
Alrededor de los 10 o 12 años esta curvatura se podría ir formando en algunos jóvenes, con mayor incidencia entre las chicas y, sobre todo, si alguno de los padres también la ha sufrido. La manera exacta de saber si se padece escoliosis es a través de una radiografía de toda la espalda.
La escoliosis puede dar "problemas de salud" como dolores y malestares en alguna parte o en toda la espalda. La espalda, en estos casos, es más vulnerable e inestable, sobre todo si se produce algún tipo de lesión, accidente, malas posturas continuadas, etc.
Muchas veces las personas que sufren escoliosis también desarrollan otros problemas relacionados con esta desviación: dolores de cabeza, mareos, vértigo, hernia discal, ciática, etc.
Aunque la columna no se puede dirigir con ningún tipo de tratamiento, lo que sí se puede mejorar es su descompensación postural para devolverla a su centro de gravedad vertical (tal como se ve en la imagen si nos fijamos en la línea roja, comparando la columna antes y después del tratamiento con el Dr. J. Valdivia). También es posible mejorar todos los síntomas (dolores y malestares relacionados con esta desviación) si se siguen las visitas recomendadas.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.  Puede obtener más información ‘aquí’