Dolor de Cuello

EL DOLOR DE CUELLO ES UNA DE LAS PRINCIPALES CAUSAS DE DISCAPACIDAD EN TODO EL MUNDO

Ann Rheum Dis.

Dolor de cuello

El dolor de cuello (también conocido como cervicalgia o rigidez cervical) puede ser debidos a desequilibrios de la columna cervical por causas conocidas (golpes, caídas, accidentes de tráfico) o desconocidas (malas posturas ignoradas, nacimiento traumático) por quien lo sufre.
Puede ir acompañado de dolores en partes cercanas al cuello, como dolores en los hombros, dolor de cabezadolor de mandíbula, dolor en los brazos y también de dolor de espalda en general.
El término rigidez cervical se usa normalmente para describir el poco movimiento de cuello que se puede sufrir al sentir dolores de cuello.
Si existe alguna lesión entre vértebras cervicales que presione algún nervio y provoque hormigueos, debilidad en brazos o manos, es posible que exista un principio de hernia discal.
 

Dolor de cuello


Testimonios

Valoraciones de clientes | 5 | 6 opiniones

Hola, me llamo J.T. y decidí visitar al Dr. Valdivia porque tenía un problema con las cervicales y esto me provocaba dolores de espalda en general y dolores de cabeza.
Durante casi 10 años probé innumerables métodos de masajes, casi una vez al mes cuando se producían estos dolores, pero era una solución momentánea y no acababa de encontrar la solución definitiva.
Buscando más información sobre mi problema en internet, encontré al Dr. Valdivia.
Desde el primer día de tratamiento noté una mejoría y ya nunca más he tenido esos dolores ni malestar como antes.
Estoy muy contento y considero que la quiropráctica del Dr. Valdivia es aconsejable para las personas como yo que han sufrido estos tipos de dolores en el cuello, cervicales y de cabeza.
 
Gracias Joaquín,
Un abrazo,
J.T., 36 años.

Hola,
Soy C.B. y conocí la consulta del Dr. Valdivia por varias referencias.
Decidí hacer una consulta porque desde hacía años sufría de la espalda, dolor cervical y dolores de cabeza, que aparte de malestar, me causaba cansancio y fatiga.
Otro problema es que no podía dormir bien desde hacia también muchos años.
Desde el principio del tratamiento, comencé a notar mejoras importantes y lo más sorprendente es que podía dormir de manera excelente, como hacía tiempo que no me pasaba.
Los dolores de espalda y de cabeza también han desaparecido y me siento la mar de bien ahora mismo.
Estoy satisfecho con el tratamiento y lo recomendaría a quienes no se encuentran bien por distintas razones.

Saludos,
C.B.
42 años.

Hola,
Me llamo D.V. y me gustaría expresar aquí mi experiencia con el Dr. Joaquín Valdivia y su técnica quiropráctica.
Mi problema era bastante frecuente, sufría de cervicales, contracturas y dolor casi crónico, además de una lesión en la espalda que llevaba arrastrando 5 años. Esto conllevaba una pierna más corta que la otra, que afectaba a mi postura global e influía en el malestar.
Cansado de visitar multitud de "especialistas", decidí descubrir lo que hacía el Dr. Joaquín Valdivia por referencia de varios de sus clientes y me llamó mucho la atención. Era algo diferente a lo que había probado hasta entonces y merecía la pena ver si podría funcionar bien en mi caso.
A día de hoy llevo 8 meses siguiendo este tratamiento, y han hecho falta 9 ajustes para que realmente me encuentre mucho mejor y prácticamente no me duela nada.
Ahora bien, al principio me costaba un poco ser optimista, ya que los dos primeros meses no noté ninguna mejora, por no decir lo contrario, tuve días de dolor intenso y necesitaba ajustes continuados, pero poco a poco la cosa fue cambiando y entre ajuste y ajuste pasaban más días progresivamente.
Del penúltimo al último ajuste pasaron cuatro meses y llegué a estar bien como nunca, hasta que comencé a tener molestias otra vez e hicimos el último ajuste.
Desde entonces hasta hoy, todo bien otra vez!

Gracias,
D.V., 30 años.

Hace unos años que leí en una revista local de Gerona un escrito donde salía Joaquín Valdivia, como quiropráctico especialista en columna cervical, donde ejercía un tipo de técnica estudiada en Estados Unidos y que yo no había oído hablar de ello hasta ese día.
Ya había estado visitando distintos "especialistas" sin resultados y en esos momentos estaba desesperada, estaba pasando por unos dolores muy fuertes que me dejaban en la cama sin poder hacer nada, y en ese momento decidí contactar con él y probar su técnica. También tenía a diario dolores de cabeza y mareos, y siempre estaba muy cansada.
Bueno, ahora ya hace un tiempo que voy a su consulta. Después de una lesión importante que tuve a los 19 años, sé que tendré que hacer sesiones siempre, pero la verdad estoy contenta de haber encontrado un tipo de terapia no invasiva y nada dolorosa, con la que he conseguido el equilibrio de mi cuerpo, está estable, sin tener dolores tan profundos y fuertes que me hacían la vida imposible.
Hoy en día, hago vida normal dentro de las limitaciones que conllevan mi lesión, y puedo decir que las sesiones de quiropráctica forman parte de mi vida.
 
Marta M. 36 años.

Conocí el centro del Dr. Valdivia a través de buscar por internet a un especialista en cervicales.
Cuando vine por primera vez sufría bastante de la espalda desde hacía muchos años: no podía girar el cuello ni de un lado ni de otro, ni agacharme para recoger cualquier cosa del suelo. También sufría de dolores de cabeza de vez en cuando. Años atrás había tenido una caída de espalda que me había aplastado una vértebra, algo que seguramente me había empeorado los problemas del todo.
Durante mucho tiempo me había hecho diferentes tratamientos aquí y allá, sin resultados, estaba cansada de dar vueltas por todas partes.
Empecé el tratamiento con J. Valdivia hace ya 2 años. Al principio las visitas eran más seguidas, pero ahora ya hace tiempo que hago 1 visita al mes aproximadamente y voy haciendo un mantenimiento. Desde que empecé fui notando mejoras y continué el tratamiento con las visitas recomendadas hasta el día de hoy (y continuaré).
Ahora ya he mejorado mucho, y todo lo que no podía hacer en un principio, ahora lo hago tranquilamente. También tengo que decir que desde que vengo nunca más he tenido dolor de cabeza, algo que también había sufrido y ahora ya no.
Estoy muy satisfecha con los resultados, gracias.
 
Nuria B., 65 años.

Me llamo Ester F. y estoy a punto de cumplir los 50. Desde hacía muchos años, y cuando digo muchos quiero decir desde la adolescencia, que sufría contracturas en la zona cervical. No tenía que hacer ningún esfuerzo excesivo, ni un mal gesto... sencillamente me podía levantar una mañana con un dolor que no me permitía hacer ningún movimiento ni con los brazos, ni con el cuello, incluso el hecho de respirar me dolía.
Cada vez que tenía estas contracturas visitaba el "especialista" y comenzaba el recital de antiinflamatorios, relajantes musculares e incluso collarines para evitar movimientos bruscos y ayudarme a aguantar la cabeza. Cuando terminaba el tratamiento con medicamento comenzaba la rehabilitación (educación postural, corrientes, masajes descontracturantes, etc.).
El problema persistía hasta que un día sufrí una contractura tan fuerte que el dolor de cuello se irradiaba hacia la cabeza y hacia abajo del brazo y no me permitía hacer mi vida normal. El traumatólogo me realizó una resonancia y me diagnosticó un comienzo de artrosis cervical debido al desgaste.
Las recomendaciones fueron educación postural, reforzar la musculatura dorsal y tratamiento médico cuando hubiera las inevitables contracturas que continuaron con demasiada frecuencia... y así hasta conocer la existencia de la quiropráctica.
Mi madre y su pareja eran clientes del Dr. Joaquín Valdivia desde hacía tiempo, notaron mucha mejoría en los problemas que sufrían respectivamente y me lo recomendaron.
Tengo que decir que soy bastante escéptica en tratamientos que se alejan de la medicina tradicional, pero visto que para mí no había solución, decidí probar.
El primer día de visita pensaba que sería como las sesiones de rehabilitación a las que había asistido con manipulaciones en las cervicales (cosa que me angustia muchísimo porque me da la sensación de que se me ha de romper el cuello) y para mi sorpresa no fue así. Me entrevistó para saber exactamente cuál era mi problema, me explicó lo que podía hacer y qué no podía hacer para que el tratamiento fuera efectivo y, sobre todo, que tuviera paciencia. Es un tratamiento a largo plazo y no podía pretender mejorar en 10 sesiones para toda la vida.
La sesión dura pocos minutos y no consiste en manipulaciones bruscas, es muy suave, nada agresiva.
Comenzamos con 3 sesiones por semana y las fuimos espaciando en función de lo que el Dr. Valdivia consideraba necesario. Al principio continuaba con contracturas, que con la edad habían pasado de ser sólo cervicales a ser también lumbares... y me empezaba a preguntar si realmente era necesario continuar con el tratamiento ya que yo consideraba que aún necesitaba sesiones con demasiada frecuencia y veía que las contracturas no estaban dispuestas a dejar de perjudicarme.
Pero llegó un día en que me di cuenta que ya no tenía ese dolor cervical con el que convivía hacía tiempo, que hacía mucho que no tenía una contractura fuerte que me impidiera hacer mi día a día, que las sesiones se podían ir espaciando. En resumen, que mi calidad de vida, poco a poco, había ido mejorando considerablemente.
Hace casi un año y medio que me puse en manos del Dr. Valdivia y los dolores han mejorado muchísimo, las contracturas casi no existen, siempre siguiendo los consejos que me dio al inicio del tratamiento. Continuaré con el tratamiento y el mantenimiento más adelante para continuar con el bienestar actual.
Recomiendo a todo el mundo que tenga problemas de espalda o dolores habituales que visite el Dr. J. Valdivia. Con paciencia y sin prisa conseguirá una mejor calidad de vida.
 
Ester F., 50 años.



 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.  Puede obtener más información ‘aquí’

 

¿Padeces Dolor de cuello?
¿Tienes dudas antes de hacer una primera visita? Deja tu número y te informaremos

¿Padeces Dolor de cuello?
¿Tienes dudas antes de hacer una primera visita? Deja tu número y te informaremos